Delegar para deleitar, requiere de entrenar

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Mucho se ha escrito sobre la importancia de no micro-gerenciar. La importancia de que los líderes empoderen a sus colaboradores y los dejen actuar. Dejar fluir la creatividad y obtener soluciones que conecten emocionalmente a sus clientes.

También inyectar agilidad y sorpresas memorables en las experiencias de los clientes, ante cualquier situación no prevista, que pudiera atentar contra la calidad de lo entregado.

Impregnando sus marcas, de forma impecable, con esas experiencias.

Los gerentes

Los gerentes deben asegurarse de que han dedicado el tiempo necesario a la transmisión de los objetivos, las estrategias, los tiempos, las formas, el momento, a todos los colaboradores que tendrán roles claves en la curva de experiencia de sus clientes.

Asegurar que han sido educados y entrenados apropiadamente.

La experiencia del  cliente es la sumatoria de todas las interacciones que éste tiene con la empresa. Por ello, no debe minimizarse, ni improvisarse,  la educación apropiada, la transmisión con claridad de los diferenciadores de la empresa y el rol de cada uno en la entrega.

Los clientes

Los clientes por su parte, están cada vez mejor informados, enterados y empoderados, por lo que tienen sus expectativas claramente establecidas en cada uno de los puntos de contactos que tendrán con su empresa y marca.

Cada vez expectativas más altas. Debido a que otras empresas han mostrado ser capaces de conocer, combinar y entregar a la perfección: el Qué, Cuándo, Cómo y Dónde, permitiendo una experiencia memorable, por el alto nivel de personalización lograda

Estas empresas y marcas han podido alcanzar extraordinarios niveles de satisfacción, haciendo estos deberes:

  1. Siendo entretenidas y divertidas.
  2. Siendo empáticas.
  3. Apelando a los 5 sentidos en la curva de experiencia.
  4. Ejecutando con excelencia.
  5. Impregnando sus marcas, de forma impecable, con esas experiencias.

Para lograr consistencia en los entregables que deleitan, se requiere educar y entrenar, para luego delegar y empoderar!

Aplíquese usted también estas 4E’s para alcanzar resultados extraordinarios: Empóderate, Edúcate, Expándete y Enseña.

Sin [Emoción] no hay [Conexión]

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos relacionados

Cuando un cliente se va

La empatía de las estructuras de servicio interno de las empresas deben hacer el mismo ejercicio, para darle el apoyo al empleado que tiene de frente al cliente disgustado. Muchas veces esto no ocurre. El empleado que maneja la situación es tratado con igual arrogancia, inflexibilidad y lejanía, como las recibió el cliente durante su experiencia. Este es un problema de mayor dimensión aún.

Marketing en Crisis

Aquellas naciones que estén mejor balanceadas en sus capacidades para accionar poniendo del pronombre NOSOTROS delante y el YO eliminarlo, sanarán más rápido.